Heaven And Hell
¡Bienvenido a Heaven and Hell!
Tu foro de ángeles, demonios, caídos, lycans, y demás seres sobrenaturales. Adéntrate en las entrañas de la singular Singing City. Vive sus aventuras y conoce a sus personajes.
P.D. Si estás pensando en registrarte, considera crear un pj masculino, necesitamos hombres para regular la cantidad de chicas y chicos. Pásate por los predeterminados, alguno te gustara Wink Pero sobre todo DIVIÉRTETE! Very Happy
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Menú
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Jue Jun 01, 2017 4:07 pm.
{Staff}
Últimos temas
» ¡¡¡¡¡A comer!!!!! (Libre)
Lun Feb 06, 2012 8:19 am por Lee Hyori

» Un día bastante... caluroso (Eiza)
Jue Feb 02, 2012 10:28 am por Lee Hyori

» Relaciones Lee Hyori
Mar Ene 24, 2012 3:45 pm por Lee Hyori

» House's Hyori
Vie Ene 20, 2012 3:29 pm por Lee Hyori

» {#}Registro de casa
Jue Ene 19, 2012 7:01 pm por Lilith Delacourt

» Lee Hyori
Jue Ene 19, 2012 6:55 pm por Lilith Delacourt

» {#}Registro de Empleo {OBLIGATORIO}
Miér Ene 18, 2012 7:34 pm por Lilith Delacourt

» {#}Registro de Grupo {OBLIGATORIO}
Miér Ene 18, 2012 7:31 pm por Lilith Delacourt

» Registro de Apellido
Miér Ene 18, 2012 7:27 pm por Lilith Delacourt

» Petición de Pre-determinados
Sáb Ene 07, 2012 1:11 pm por Lilith Delacourt

Nos encontramos en la ciudad de Singin City en el continente Europeo. Estamos en Primavera Temperatura: 10° a 25°
ROL4US

http://img819.imageshack.us/img819/8484/100x50fasdasdavivalavid.jpg

http://illiweb.com/fa/pbucket.gif

Afiliados Elite
Gossip Girl RPG Photobucket Photobucket

Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Elizabeth D’Arcy el Dom Mayo 22, 2011 10:46 pm

La mansión esta casi desolada, los chicos han decidido dar un paseo cada quien por su lado, el día ha muerto por completo, la Diosa de Plata sale hermosa y con esa elegancia que noche a noche envuelve a la ciudad, Elizabeth sale de su habitación atraviesa el pasillo que divide cada habitación hasta llegar a las escaleras, mismas que comienza a descender lentamente, cada paso lo da con elegancia, delicadeza y sensualidad, algo completamente nato en ella, el vestido color verde se mese con cada paso que da la vampiresa. La chica que su esposo dispuso que sea su ama de llaves, se le cruza en su camino, al verla baja la mirada, mientras la ojiclara sonríe con cierta satisfacción ya que su presencia impone respeto.

-Leyna, mi esposo esta en su despacho- le mira y habla con elegancia, aunque con su toque personal que es bastante amenazante. La chica levanta la mirada con bastante temor, observa a la vampiresa pero sin mirarle a los ojos ya que si bien es sabido, que aquel que la mire sin su consentimiento, se queda sin visión en ese momento, tal y como le paso Dominic un pobre estúpido que fungió como mayordomo hace ya más de 80 años en su mansión.

-Leyna: Si señora, el señor Marcus ha estado ahí desde hace mucho rato- la voz es decisiva, su mirada se posesiona en el relicario que trae puesto la castaña. Elizabeth le hace la seña para que se marche y se dirige justo al despacho donde su querido y guapo esposo reposa. Golpea y abre la puerta, mirando como este revisa unos documentos –Querido, te vez exquisito cuando estas serio y justo detrás del escritorio- coquetea hablándole seductoramente, camina hacia él, llegando hasta el escritorio de madera, se sienta en el y recuesta cubriendo con su cuerpo los papeles que ha estado revisando el ojioscuro-es mas despiertas mis mas bajas y oscuras pasiones- besa suevamente sus labios, introduciendo su lengua en el interior del vampiro, saboreando el dulce néctar que solo su amado le puede dar; sin embargo muerde los labios de su inmortal esposo, la sangre comienza a brotar y la castaña bebe delicadamente cada gota e hilillo que se desprende de los labios de Marcus-lo siento amor mio, pero sabes que me es difícil controlarme y más cuando estas así de cerca- musita sobre sus labios, observándolo con bastante seducción en la mirada.

Poco a poco se incorpora y levanta, tratando de no revolver el arduo trabajo de su querido esposo, estando ahora de pie, camina rodeando el escritorio, llega hasta la silla giratoria de Marcus y teniéndolo de frente se sienta en sus piernas-veo que estas muy ocupado y como me siento un poquito aburrida, saldré un rato- le limpia los labios la poca sangre que sale de ellos debido a su mordida, lo observa con cierta sorpresita ya que su amado le ha mirado con cara de pocos amigos, sin duda y con más de 100 años de casados, aun sigue celoso-Tranquilo que no voy de caza, sabes que cuando muero de sed y quiero cazar siempre acudo contigo- acaricia el rostro de Marcus, mientras besa superficialmente sus labios.

-Marcus: Bueno aclarado ese punto, no hay problema Eliza, ve, si logro terminar con esto te busco y te alcanzo, pero no te prometo nada

La voz varonil y seductora de su esposo le habla mientras el mentón de la castaña es sujetado con delicadeza por las manos de su amado. La vampiresa besa nuevamente los labios de su esposo, poco a poco se pone en pie y da la media vuelta, contoneando sus caderas por el despacho, al llegar a la puerta gira delicadamente hacia su marido, le manda un beso con la mano – Te amo- musita y sabe que escucho a la perfección esa frase.

Sale de casa, majando su auto. El estruendo del motor le provoca una sonrisa satisfactoria en el rostro de la angelical y endemoniada mujer. Recorre el jardín de su morada y se adentra en la ciudad, buscando un lugar idóneo para pasar una noche realmente relajada y nada pesado, algo fuera delo cotidiano, algo que no tenga nada que ver con las cosas agresivas que suele hacer, ya que para eso tiene a su amado, quien siempre esta ahí para cumplir todas las fantasías que se crucen en su cabecita loca.

Llega hasta el Breathe's Coffé, un sitio que es de relax, sirven un café exquisito, sin mencionar los bocadillos que son, una verdadera delicia. Estaciona y desciende delicadamente del auto, camina haciendo sonar la alarma y se sienta en una de las sillas de la terraza ya que desea fumar. Un mesero se acerca y antes de que le hable ella se le adelanta- Buenas Noches, me vas a traer café vienés, para comenzar y un cenicero, por favor- le habla y le entrega la carta, para luego encender el cigarrillo, dando una calada lo suficientemente pronunciada, siente como su cuerpo se relaja pero no por el cigarro ya que este no le causa ni el mas mínimo efecto, si no por la tranquilidad que siente esta noche.


Última edición por Elizabeth D’Arcy el Dom Jun 19, 2011 5:19 pm, editado 1 vez
avatar
Elizabeth D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/05/2011
Localización : Justo detras de tí
Empleo /Ocio : tu puedes ser mi ocio
Humor : Depende de mi estado de animo

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Lizzie D’Arcy el Mar Mayo 24, 2011 10:25 pm



Owww*OO* Mammii♥


Salir de casa era un gran alivio en muchos aspectos y no es que no me gustara estar ahí, me encantaba, pero muchas veces se podía volver un poco intensa la situación. Salir sin ningún miembro familiar era algo un tanto fascinante y mas si existía la posibilidad de encontrarme con Ronald Salvatore, mi Ronald Salvatore Cool

Unos de los sitios de los que mas disfrutaba era Breathe's Coffé con un gran ambiente relajado y los pastelillos con mejor pinta que había visto en toda mi -ya un tanto larga-vida. La terraza era uno de los sitios en los que más me agradaba estar, y por la noche la vista se volvía increíblemente perfecta. El suave viento hizo azotar los castaños cabellos contra mi rostro una y otra vez, era bastante agradable, con un pastelillo de chocolate frente a mi –que solo daba miradas entre tiempos- y un té helado era la mujer mas feliz del mundo, le di un sorbo a mi té y una sonrisa de dibujo en mi rostro al saborear el delicioso toque a limón. Di un leve suspiro.

Una voz conocida hizo que sintiera una enorme necesidad por voltear y me encontré con una bella y elegante señora que con un sutil y encantador paso se sentaba a escasos metros de mí. Mi madre, jamás imagine encontrarla en ese sitio y ahora me sentía completamente incomoda y la razón era que había dicho a mamá que iría a casa de una amiga y obviamente eso era falso y mi madre detestaba las mentiras. Me encogí de hombros y me hice pequeñita en la mesa, ignorando por completo su presencia, esperaba que no me reconociera –cosa que seria casi imposible- o que tuviera que salir disparada del lugar y me olvidara por completo. Como deseaba que Stefan se encontrara ahí conmigo eso por lo menos haría que fuera un poco más invisible, al menos lo seria frente a mamá.

_________________



Lizzie Lunnet D'Arcy
I've got the moves like jagger♥



avatar
Lizzie D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Localización : Por aquí, por allá*-*
Empleo /Ocio : Estudiante*OO*
Humor : Aceptable :3

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Elizabeth D’Arcy el Miér Mayo 25, 2011 2:04 pm

La tranquilidad de la noche, la suave brisa nocturna eran los componentes perfectos para pasar una noche de lo mas tranquila y calmada. Lentamente y tras calada, tras calada el mesero llega con el cenicero que había pedido, lo deja sobre la mesa y se retira, pero, a un par de mesas de ella, una silueta conocida logra denotar, hace rodar los ojos ya que ese tono castaño es casi único sobre la fas de la tierra –Lizzie- musita por lo bajo, deja aun lado su bolso y se dispone a ponerse en pie, pero en ese momento llega el mesero con su pedido, Elizabeth solamente sonríe y se mantiene sentada observando detenidamente a su pequeña mentirosa.

-O tu amiga no estaba en casa, tal vez salieron a despejarse o simplemente me mentiste Elizabeth Lunet D’Arcy- su voz se deja escuchar en la pequeña terraza, la ceja la mantiene enarcada, observa a su hija y bebe ligeramente un trago de su café, ya que si su pequeña le mintió, su enojo puede ser muy grande, ya que la vampiresa lo que menos soporta es la mentira, ya que ¿Por qué demonios no le tiene la confianza adecuada?. ¿Por qué no es capaz de platicar con su madre?. Sin duda alguna Lizzie suele ser experta en hacerla enojar, aunque esta noche esta demasiado tranquila como para enojarse.

-De verdad espero que tengas una buena explicación- Musita por lo bajo ya que seguramente se las ingeniará para poder siquiera justificar el porque de su estancia en este sitio. La castaña nuevamente da una calada a su cigarrillo, su mirada esta completamente clavada en la silueta de su pequeña quien no tiene señales -hasta el momento- de dar una explicación del porque no se encuentra en el sitio que había mencionado desde que salió de casa

_________________
avatar
Elizabeth D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/05/2011
Localización : Justo detras de tí
Empleo /Ocio : tu puedes ser mi ocio
Humor : Depende de mi estado de animo

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Lizzie D’Arcy el Jue Mayo 26, 2011 1:39 pm

Sabia que lo notaria y ya no podía hacer nada mas solo… ¿Qué se supone que pueda hacer?. Di un sorbo a mi té antes de intentar ponerme en pie, pero me había ganado. Su voz resonó en toda la terraza y esperaba que ese no fuera un pretexto para volver a hacerme sentir insignificante en su vida. Es mi madre y en verdad la amo pero muchas veces se me complicaba entender ciertas actitudes hacia mí, o tal vez eran mis actos los que hacían que ella lograra molestarse conmigo. Cerré los ojos con fuerza y apreté los dientes al escucharla, exigía una explicación lo sabia y estaba conciente que tendría que ser una buena explicación o excusa ya que si no, tendría más problemas. Termine de ponerme en pie y me quede dándole la espalda unos larguísimos segundos, abrí los ojos y respire tranquilamente antes de girarme.
-Madre, hola…- Sonreí y di unos pasos hacia ella, todo en ella: su postura, su ceja enarcada, su tono de voz, incluso su forma de dar caladas al cigarrillo la delataba, estaba enojada con un toque de curiosidad.

Volvió a hablar, parecía que sabia exactamente lo que estaba pensando “que explicación dar, cual seria mas creíble” Elizabeth D’Arcy parecía saberlo todo, ¿Cuan probabilidad había en que saliera esa noche? ¿De que llegara a Breathe's Coffé? todo parecía estar en mi contra. Mi sonrisa no desapareció, me propuse llegar a su lado pero el olor a cigarrillo en verdad lo detestaba y ella lo sabia, por lo cual tome un poco de distancia y aire antes de hablar.
-De hecho ella no estaba en casa me hizo ir dioquis, cuando llegue resulta que su casa estaba sola, salio a una reunión familiar.- Dije sin titubeos, en cierta parte era verdad, sabia que ella no estaría me lo dijo la noche anterior, la única mentirita era que no había ido a su casa, en vez de eso decidí ir a caminar un poco y termine en ese sitio.

_________________



Lizzie Lunnet D'Arcy
I've got the moves like jagger♥



avatar
Lizzie D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Localización : Por aquí, por allá*-*
Empleo /Ocio : Estudiante*OO*
Humor : Aceptable :3

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Elizabeth D’Arcy el Miér Jun 01, 2011 12:26 am

La vampiresa escucha atenta cada una de las palabras de su pequeña, rebelde, débil e insolente hija, a pesar de no poseer la grandeza y estar a la altura de los D’Arcy, tiene esa peculiar astucia para hacerla rabiar y mas que nada para desafiarle y llevarle la contraria en todo, algo que muy a mal de su pesar le agrada, puesto que muy a la manera de la menor del linaje D’Arcy,le hace digna de pertenecer a la casta. La pequeña castaña tarda el tiempo que ella misma cree pertinente para encarar a su madre, que si bien, su reputación es conocida en el mundo entero y saben de lo que puede llegar a ser capaz, aunque se le adjudique a su querido primo Tepes.

-Hola pequeña

Responde al saludo cuando la misma Lizzie le habla con es aire irónico y retador a la vez, ¿Quién sabe que es lo que esconde la pequeña?, eso pronto lo descubrirá. Sin embargo, su hija aun mantiene su distancia, puede entender que es por el cigarro, algo que le tiene sin importancia, la observa y mantiene el semblante sereno, aquella mirada clara, a pesar de lo contrastante, es idéntica a la de Marcus, si no fuera porque él tiene la mirada oscura, fuera de eso es completamente igual. Pero, mantiene esa sonrisa estúpida que solo hace rabiar la legendaria vampiresa.

-bien hija, te escucho

Le hace la cena para que comience con su relato, mismo que no le cree siquiera las comas en las palabras, suspira e intenta no ponerse en pie y darle un golpe a la cara, puesto que siente que esta insultando su inteligencia, pero mas que nada sus dones. Su pequeña habla y habla, hasta concluir con sus “relato”, la vampiresa sonríe con ese taje ironico que la caracteriza, bufa por lo bajo y es ella quien continua.

-Lizz, ¿me crees estúpida?, te recuerdo que tengo el privilegiado don de leer la mente de quien sea, incluida tu. Pero este no es el caso fingiré que te creo, fingiré que me dices la verdad

Le sonríe de la misma manera en que su hija le sonríe, apaga el cigarrillo y con elegancia le invita sentarse a su lado, frente a ella o donde la menor D’Arcy desee. Elizabeth bebe un pequeño trago de su café, observa a su hija y sonríe-¿Cuándo será el día en que me digas las cosas? ¿Cuándo me tendrás la confianza suficiente para decirme lo te sucede?-aquellas preguntas aunque no lo aparente le duele, puesto que es su hija, aunque no le demuestre lo que ella siente por su pequeña, en verdad la ama mas que a nadie en este mundo, aunque a Stefan le demuestre su amor, a Lizzie la ama con la misma intensidad que su hijo mayor.

-Eres mi hija y aunque no lo creas me preocupo por ti. Si se que por ser lo que somos aparento ser tu hermana mayor que tu propia madre, pero creeme que daría lo que fuera porque tu estes bien… se lo que sea me gustaría saberlo o que prefieres ¿Qué tu padre se entere de tus cosas y no haya quien lo pueda detener?- aquellas palabras salen de aquel podrido corazón que guarda un amor por su familia. La observa y continua-sabes como es tu padre y sabes como se pone cuando se trata de ti, y ni mencionar a tu hermano- la observa y delicadamente rosa con sus dedos las mejillas de su hija, su tesoro, su todo, ya que aunque no le demuestre día a día lo que ella significa para la vampiresa, Lizzie es parte de ella, y si alguien osa siquiera tocarle el mas diminuto cabello, el demonio que se esconde debajo de la hermosa y delicada piel de Elizabeth saldrá a relucir

_________________
avatar
Elizabeth D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/05/2011
Localización : Justo detras de tí
Empleo /Ocio : tu puedes ser mi ocio
Humor : Depende de mi estado de animo

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Lizzie D’Arcy el Dom Jun 05, 2011 3:58 pm

Respondió a mi saludo, ¿Eso era algo bueno, o no?. Mi sonrisa no desapareció necesitaba mostrar seguridad y muy en el fondo la tenia, estaba segura que no podía llegar mas lejos y que pronto acabaría el tema o al menos así lo esperaba. Escuchaba atenta cada palabra que yo decía, parecía hasta cierto punto ansiosa por saber que mas le diría, pero algo su reacción me hizo sentir un hueco en el estomago y hasta tragar saliva se volvió un tormento. “¿Cuándo será el día en que me digas las cosas? ¿Cuándo me tendrás la confianza suficiente para decirme lo te sucede?” cada palabra fue una apuñalada en la espalda, y es que yo no podía responder tal cuestionamiento porque yo tampoco lo comprendía, la confianza se gana no la puedes exigir de un momento a otro y estaba segura que mi madre lo sabia. Las siguientes palabras dieron un vuelco a todo lo que era en ese momento, yo sabia que ella me amaba y se preocupaba por mi y así como ella era capaz de dar lo que fuera yo también lo daría todo por mi familia. Para mi la palabra madre era una de las mas significativas, yo era su espejo. Todo lo mío lo encontraba en ella, somos casi idénticas.
Mencionó a mi padre y mi cabeza rápidamente comenzó a negar, yo no quería que mi padre se enterara, una de mis mayores preocupaciones era defraudarlo y mas después de todo lo que le había prometido y lo que el había hecho por mi, no podía darme ese lujo. Sabía que le dolía, lo notaba en el tono de voz, lo notaba en la dificultad de decir cada palabra y me dolía tanto, ¿Pero que se supone que le diga?, ¡Me sentía perdida, atada!
Mis ojos se humedecieron y baje la mirada al sentir el contacto, segundos después volví a mirarla a los ojos.
-Yo se que me he equivocado, pero muchas veces me siento perdida. Detesto todo, detesto esto.- dije apuntando a mi misma, y en cierto punto sabia que era consiente de eso, ella sabia que muchas veces no me sentía cómoda con lo que era y para mi significaba cargar un enorme peso encima y si ella pedía confianza y que yo le contara mis cosas esa noche podría ser un gran momento. – Para mi todo esto, lo que soy, lo que somos… es como una pesadilla para mi. Muchas veces sento que no podré más y lamentablemente esto no es algo que pueda dejar cualquier día mamá, cargare con esto para toda la vida.
Mi voz permaneció baja y serena, era un tema un tanto delicado y no podía darme el lujo de que medio lugar se enterara de nuestra platica es por esa razón que mi voz sonó tranquila, pero eso no oculto el dolor que sentía ya que cada palabra dicha expresaba todo lo que invadía mi cuerpo aquella noche.

_________________



Lizzie Lunnet D'Arcy
I've got the moves like jagger♥



avatar
Lizzie D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Localización : Por aquí, por allá*-*
Empleo /Ocio : Estudiante*OO*
Humor : Aceptable :3

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Elizabeth D’Arcy el Dom Jun 05, 2011 6:58 pm

Y las palabras comenzaron a fluir, la vampiresa mantiene el semblante sereno a pesar de lo duras que fueron sus palabras y del dolor que estas le causan puesto que su pequeña, que yo no es un niña indefensa, comienza a dejar salir lo que tanto le afecta. Si bien es sabido por la vampiresa que su hija no es o no se siente una vampiresa, pero de eso ir descubriendo poco a poco y por su propio retoño lo que ser inmortal le causa, sin duda es como si lentamente una estaca se fuera introduciendo en el pecho de la ancestral inmortal, mas sin embargo, se mantiene firme y elegante ante sus palabras, sabe que es su hija, tiene muy presente que ellos son su punto débil, pero no puede darse el lujo de mostrarse débil y menos en publico, puesto que no es prudente.


-se que te duele, pero no puedes negar lo que eres

Su semblante es frívolo, pero el tono de su voz es dulce, un poco entrecortado ya que sin duda las palabras de su pequeña le duelen en lo mas profundo de su ser. Pero si bien las palabra de Elizabeth son mas que ciertas, no puede negar lo que es y mucho menos sentirse avergonzada puesto que tiene mucha mas ventaja sobre cualquier ser, es inmortal, fuerte, agil, hermosa y puede obtener lo que desee, es casi incapaz de sentir dolor alguno, y no sufre de la misma manera que los humanos promedio, por lo que tiene que sentirse sumamente bendecida, aunque no se de cuenta de lo que tiene.

-Se lo que es esto para ti, lo se y discúlpame pero no lo entiendo, no se porque te sientes de esa manera, ¿Qué es lo que tanto te molesta de ser lo que eres?, los humanos se quejan todo el tiempo de sus padecimientos, de que si envejecen, si se enferman, si mueren etc., tu no tienes esa necesidad y mucho menos esos padecimientos, tiene mucho a tu favor, creeme que no lo entiendo

Sin duda no comprende que es lo que tanto le afecta, no lo logra comprender, pero sabe que almenos puede haber alguna alternativa diferente, aunque seria por mas absurdo que todos aquellos quejidos humanos, sean lo que ella quiere, seria demasiado estúpido de su parte. Sin embargo trata de no atormentarse por tantas cosas y sobre todo por tantas vuelta a lo mismo que ya por muchos años viene escuchando lo mismo.

-Bueno hagamos esto, ¿Qué es lo que quieres?, ¿Qué es lo que te hubiera gustado ser?, para almenos comprenderte

Sabe perfectamente que cual sea la respuesta, le parecerá una completa tontería, pero almenos podrá escucharla y mínimo tener un poco mas de acercamiento con Lizzie que si bien su relación es buena, pero no tanto como ella quisiera que fuese.

_________________
avatar
Elizabeth D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/05/2011
Localización : Justo detras de tí
Empleo /Ocio : tu puedes ser mi ocio
Humor : Depende de mi estado de animo

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Lizzie D’Arcy el Vie Jun 17, 2011 1:09 pm

Aww, jamas imagine que tardaría tanto en responder un post, realmente lo lamento y pido disculpas de ante mano por el post que comenzare a realizar y puede ser una basura (? mi user, se siente apenada por esto.

Todo esto comenzaba a sobre pasarme, sabia perfectamente que no podía negar lo que era, lo había intentado antes y terminaba sintiéndome igual o peor.¿Pero porque no llega alguien y me explicara lo que estaba sucediendo conmigo?¿Acaso era yo la única vampira que se sentía así? Cada palabra se clavaba en mi cabeza, hablaba de humanos, ¿Qué tanto los conocía ella?, Imagino que para lo único que se acerca a ellas es cuando esta muerta de sed.

-Creo que me encantaría verme envejecer… tener 70 años y ver que mi cuerpo ha cambiado y no solo mi forma de ver la vida. Saber que para mi también algún día todo va a acabar y sentir la necesidad de disfrutar cada día por que no se cuando moriré. Tener la necesidad de hacer cosas que me llenen completamente y sentirme satisfecha con cada cosa que hago…-dije mientras me sentaba en la silla, después de todo creo que podría soportar el olor del cigarrillo y mas cosas -¿Jamás as sentido esa necesidad?, se que muchos humanos desearían lo que yo tengo, pero es porque no se dan cuenta de la tortura que esto implica también.-

No tenia ni idea de lo que sentía al escucharme decir eso, pero imagino que se debe sentir igual o parecido como si le gritara que no deseaba ser su hija y que era lo peor que me había pasado o algo parecido a eso, y aunque no se trataba directamente de ella. Sabía que de si no me hubiese tocado nacer en esa familia las cosas serian muy distintas ¿Pero quien lo sabía?, podía llegar a ser mejor o tal vez peor. Hay cosas en la vida que a uno no le toca decidir.

-Eso, madre… eso me gustaría, todo lo que mencionaste y dije yo también. Envejecer, padecer… quiero saber que se siente. Quiero aprender de esas cosas, Los humanos aseguran que de ese tipo de cosas se aprende algo, yo quiero saber que son, que se aprende, que sientes y no ser siempre la misma.

Alguna vez me toco escuchar una conversación de humanos, estaban a bastantes metros de mi pero, no me era difícil escuchar su discusión. Era una chica y su padre. Ella quería ir a vivir a otro sitio y el no se lo permitía ya que aseguraba iba a sufrir mucho y a padecer en muchos aspectos. Ella lo miro a los ojos y solo pudo decir, yo necesito eso para crecer, para aprender de la vida, poder contarles a mis hijos que gracias a eso aprendí a ser fuerte y todo lo que eso me enseñe. El padre la miro con descontento y Negó con la cabeza, te queda mucho por vivir –comento- y tienes muchas cosas que pasar y con las cuales aprender, no quieras correr cuando apenas aprender a caminar. Ambas partes tenían razón, pero normalmente cuando uno se encuentra en una situación parecida no lo ve de esa forma. Solo uno tiene la razón y cada parte piensa que la tiene. ¿A dónde te lleva la vida?


_________________



Lizzie Lunnet D'Arcy
I've got the moves like jagger♥



avatar
Lizzie D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Localización : Por aquí, por allá*-*
Empleo /Ocio : Estudiante*OO*
Humor : Aceptable :3

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Elizabeth D’Arcy el Dom Jun 19, 2011 5:18 pm

El golpe fue colosal, pareciera que todo se ha colapsado encima de la vampiresa. Un fuerte golpe interno se presenta en ella, y más ante las palabras de su pequeña hija quien solamente habla y no comprende lo que ser inmortal significa. Suspira y traga saliva a cada instante, sus ojos por breves instantes se vuelven cristalinos, pero no dejan caer las lagrimas, es demasiado orgullosa como para demostrarle al mundo que su hija es aquella quien puede hacerla mas débil, primero muerta antes de demostrarle al exterior lo que le sucede, en casa es otra cosa, pero en la calle, es otra.

Como una daga al corazón, que lentamente se va hundiendo en el interior de alguien, abriendo los tejidos, desgarrando la piel y abriendo el corazón, provocando un dolor insaciable, siente como su propia hija, aquella que desde su ser creció, se formo y de sus entrañas nació,. le hiere y lastima, ¿Por qué le hace esto?. El dolor es insoportable, pareciere que disfrutase de ver a su madre sufrir, las ganas de abofetearla son inmensas, pero primero se corta la mano antes de hacerle daño alguno a su pequeña, sostiene su vaso con fuerza, lo aprieta con tanta fuerza que lo rompe, provocándole una incisión bastante profunda en la piel, varios cristales se le incrustan, pero no le da importancia. Se mantiene en silencio sin interrumpirla, a pesar de estar escuchando palabras sacrílegas, si sus ancestros milenarios escuchasen a su hija, seguramente ya la hubieran quemado, cuan bruja en la Edad Media.

-¿terminaste?

Su voz se escucha con fuerza, dureza y algo entrecortada, su mirada brilla intensamente debido a las lagrimas que se niegan a salir de su ojos, respira profundamente, hace una pequeña mueca de dolor, debido a que los cristales aun están incrustados en su mano, la sangre sale de manera abrupta, pero lentamente se va cerrando la incisión, hasta que simplemente desaparece.

-Vaya, no sabía que ser inmortal fuese una maldición. De no ser inmortal, no soportaría ver morir a tu padre o alguno de ustedes dos, tu padre, tu hermano y tú son lo mas importante que tengo, si algo les sucediese, creo que enloquecería, tenemos una ventaja enorme y no la sabes aprovechar. Dime hija ¿alguna vez te has enamorado?

Pregunta al aire, puesto que tiene un punto al cual llegar, en esta ocasión la lectura de mentes la tiene completamente bloqueada, debido a lo que esta sintiendo y haciendo, su poder no funciona, y además no pretende meterse en la cabeza de su hija, debido a que no quiere saber mas cosas que le puedan dañar.

piensa hija, ¿Qué pasaría si la persona que mas amas, el amor u hombre de tu vida muriese?, ¿qué harías?, piensa un poco, ¿soportarías tanto dolor?...

Off: descuida no hay problema, soy muy paciente.

_________________
avatar
Elizabeth D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/05/2011
Localización : Justo detras de tí
Empleo /Ocio : tu puedes ser mi ocio
Humor : Depende de mi estado de animo

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Lizzie D’Arcy el Lun Jun 20, 2011 6:49 pm

Dio en el blanco, sin duda alguna esa fue una buena jugada, incluso sin darse cuenta. Hablarme del amor y de la forma en la que ella lo hizo fue lo que hizo colapsar, tal vez ella solo lo decía por el amor de la familia pero hasta cierto punto ahora lo miraba distinto. ¿La primera persona que paso por mi cabeza? ¡Fácil!, Ronald Salvatore. Y no era por el hecho de que no amara a mi familia, si no que mi madre hablaba sin duda de otro tipo de amor. Cada palabra fue una bomba de tiempo y… estallo, brotaron lágrimas de mis ojos una tras otra y parecían no parar, sin duda alguna ahora comprendía lo que quería decirme pero aun así nada en mi cambiaba, seguía pensando que no estaba hecha para ser vampira.

-¡Se soporta!- grite y al instante me sentí completamente arrepentida. Jamás le había gritado a mi madre, pero tenía tantas cosas guardadas que ya no podía más. Alguna vez leí un libro que decía que cada vez que guardamos sentimientos se va formando una costra dentro de ti, que no te permite hablar y expresar lo que sientes y cada vez se hace más y más grande y hace que todo duela. Necesitas decir lo que sientes y esa costra desaparecerá. ¡Podrás ser más feliz!. Era un libro de superación personal y aunque yo no era humana cada palabra que leía se convertía en lo que estaba viviendo siendo vampira y sin duda hoy, sería el momento para desaparecer esa costra.- ¿Cómo crees que ellos lo soportan?, ¡tú misma has dicho que somos más fuertes y valientes que ellos…!- dije apuntando a las personas a mi alrededor. –¿No crees que podríamos superarlo, también nosotros?-

Todo era tan agotador y sabía que eso solo ayudaría a verme más débil que de costumbre, Todos en la familia pensaban que era la más débil o eso daban a entender en muchas ocasiones y si, tal vez lo era, pero era yo… ¡soy yo!, cada cosa que hago me refleja porque las hago a mi manera, mi gusto y la forma en la cual sentirme orgullosa conmigo misma.

Seque mis lágrimas y le mire directamente a los ojos, sabía que le destrozaban el corazón, sabía que yo le estaba haciendo mal… pero, muchas veces vi por los demás ignorando lo que yo sentía y esa noche no lo haría más. –Yo no pienso igual que tú..- asegure en un todo más tranquilo. -y estoy segura que no podré hacerlo jamás, no puedo… no somos iguales.- dije con tanto dolor, que sentía que caería en ese momento. Mi cuerpo se sentía pesado pero no podía darme el lujo de quedar ahí y olvidar todo, no ahora que comenzaba a desahogarme.

-Sé que te decepciona saber esto madre, pero… no puedo hacer nada.- concluí cansada, respirando de una forma agitada pero, todo fue tan sincero que hasta cierto punto me hacía sentir tranquila.

_________________



Lizzie Lunnet D'Arcy
I've got the moves like jagger♥



avatar
Lizzie D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Localización : Por aquí, por allá*-*
Empleo /Ocio : Estudiante*OO*
Humor : Aceptable :3

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Elizabeth D’Arcy el Miér Jun 22, 2011 4:48 pm

Todo estaba dicho, su pequeña poco a poco fue lanzando dardos envenenados hacia ella, cada palabra la hería con más y más fuerza, su ser esta completamente devastado aunque su semblante esta perfecto, erguido, aunque por dentro esta hecho añicos. Suspira profundo y nuevamente escucha todas las palabras que salen de los labios de la pequeña Lizzie. Una a una las palabras se incrustan como cristales en el cuerpo de la inmortal, respira y observa parca y serena a su hija quien ha comenzado a llorar, con lo que detesta verla en ese estado tan sumiso y débil, detesta que alguno de sus pequeños llore o simplemente se sienta mal ya que al ser de la raza superior, no tiene por qué estar así.

El servicio de limpieza se acerca y limpia los restos del vaso que ella misma rompió minutos atrás, rápidamente realizan aquel trabajo y las dejan solas nuevamente. Observa a su alrededor y luego regresa la mirada a su pequeña, quien se encuentra agitada y bastante “cansada” por el esfuerzo que ha hecho al enfrentar a su madre. Sabe que de continuar con aquella actitud, de hacerla entender que está mal, solo provocará alejarla más… trata de buscar una manera para acercarce más a ella, para almenos descubrir él por qué de tantas cosas. Hasta que busca una.

-Te felicito, es la primera vez en tus 96 años, que demuestras el carácter que bastante escondido tienes

Le cuesta bastante trabajo sonreír y aparentar que está de acuerdo con todas las palabras que ha dicho su pequeña, pero almenos esa es una de las maneras que tiene para acercarse más y más a ella, suspira y sonríe ampliamente ante todo y continua-Si eso es lo que sientes, si eso es lo te pasa, no puedo hacer absolutamente nada para evitarlo aunque quisiera no puedo, así como tampoco para impedir que lo dejes de sentir- acerca sus manos a las de su pequeña, trata de tomarlas para que almenos poder retomar aquellos tiempos en los que era tan frágil y siempre corría a sus brazos cuando algo le asustaba. Sin embargo la observa y sonríe nuevamente –sabes, estoy muy orgullosa de ti, ya que es la primera vez que demuestras que no eres la mi pequeña hija, sino que ya eres toda una mujer- aquellas palabras salieron de lo más profundo de su oscuro corazón, puesto que es completamente cierto, ya que sus dos hijos son su orgullo y todo para ella.

-Aun recuerdo cuando eras más pequeña solías jugar con tus muñecas, jugar que eras un princesa y colocarle una corona de papel a tu padre para que él fuese tu príncipe y te defendiera de todos, o cuando también jugabas a “tomar el té”- sonríe graciosa debido a que esos tiempos eran completamente hermosos –ahí estábamos tanto tu padre como yo sentados en unas sillas sumamente pequeñas jugando contigo, y mírate, ahora cuanto has crecido, ya no eres esa pequeñita a la cual cuidaba y protegía, ya eres una mujer- su mirada está perdida en las orbes turquesa de su hija, quien ya le ha demostrado que no es un chica débil y sumisa como muchos y ella misma pensaba, ya que enfrentar a su madre a Elizabeth D’Arcy no es nada sencillo

_________________
avatar
Elizabeth D’Arcy
Vampiros
Vampiros

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/05/2011
Localización : Justo detras de tí
Empleo /Ocio : tu puedes ser mi ocio
Humor : Depende de mi estado de animo

Volver arriba Ir abajo

Re: Relajada en la Ciudad [Lizzie]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.